domingo, 30 de abril de 2017

El Jesús de los Desafortunados ( o my own personal Jesus)



Según la tradición musulmana Jesús no murió en la cruz, sino que otro tomó su lugar. Mientras el verdadero ascendía a los cielos, los romanos tomaron a uno que se le parecía, lo torturaron y, creyéndolo el auténtico, lo clavaron en una cruz hasta darle muerte. Durante esta  Semana Santa no he pensado sino en ese Jesús, en el falso. Muerto solo por cultivar una apariencia simular a la del popular nazareno, muerto por pura mala cuea. Aquel es mi personal Jesus, sin duda alguna y a él me encomiendo; al Jesús de la desdicha, al Cristo de  los desafortunados. 


Semana Santa 2017

viernes, 14 de abril de 2017

La iglesia católica copta es mi favorita




Existen varias iglesias católicas. La apostólica romana es solo una de ellas. Cada una de estas iglesias cuenta con su respectivo Papa. La iglesia católica copta es mi favorita. Su sede está en Egipto y para elegir a su nuevo pontífice se valen del azaroso e infalible método de los papelitos en una bolsa. Así es, ponen los nombres de los candidatos en una fuente y un niño, con los ojos vendados, toma uno. Lo muestra al público y listo. Habemus papam o como se diga en copto. El cónclave es para hueones; que occidente entienda que Dios no necesita tanta cháchara ni tanta democracia para elegir a su representante.

martes, 4 de abril de 2017

Sobre Diluvios y Pelados




El diluvio universal también está presente en la cosmovisión mapuche. Según la tradición, mientras Kai Kai, serpiente de los mares, hacía subir el nivel del mar, los ancestros corrieron a refugiarse en la cumbre del más alto cerro, cuya altura se elevaba por gracia de Ten Ten, la serpiente de la tierra. Las serpientes se enfrascan en una mítica batalla hasta que en un momento la altura del cerro se aproxima al sol y Kai Kai no puede igualar esta hazaña. Sin embargo, la cercanía del astro rey provoca que muchos de los sobrevivientes perezcan por insolación y que otros, más afortunados, pierdan el cabello de sus cabezas. Así explican los araucanos el surgimiento de los calvos. Las serpiente gigantes batallando pasan a un segundo plano; al mapuche le urge explicarte por qué existen los pelados. 

lunes, 6 de marzo de 2017

Carta de Presentación

Mi primo me explica que lo que la lleva a la hora de tirar currículos es adjuntar una carta de presentación, que quizá por eso no me llaman. Yo una vez hice una para una pega, le digo, puse que me gustaba ver películas y salir a vender libros. No po, tienes que hablar de tus habilidades, de lo que te diferencia del resto de postulantes. La tiene clara este dumi, me digo y comienzo con mi carta de presentación.

Carta de presentación


Francisco Maximiliano Gálvez Soto, egresado de Pedagogía en Castellano en el ex Pedagógico. Universidad acreditada por tres años de un máximo de siete y que ocupa el puesto número 28 de un total de 45. El último lugar lo ocupa la UDLA. Tuve eximios profesores, como Cristian Rodríguez y Gilda Pandolfi, esta última una vez se refirió a mí como un ser muy sensible. Mientras que el primero constantemente hacía bromas alusivas a mi supuesta homosexualidad. Me demoré casi tres años más que la duración originalidad de la carrera. Hubo un año donde tomé tres ramos y pasé solo uno. Alegué demencia y me dejaron continuar mis estudios. Soltero. La última vez que pololié fue hace casi cinco años. La última vez que me gustó alguien fue hace como cinco meses. Ella se refirió a mí como una persona “demasiado triste y depresiva” y dejó de hablarme. Se ve muy bonita en sus últimas fotos en instagram, pero ya no le doy like. Orgullo, le llaman.  Hice la práctica en un liceo de niñas. Liceo 7 de Santiago. Mis profesoras me evaluaron con la peor nota de la cual se tiene registro en la historia de las prácticas. Constantemente se referían a mí como “este niñito” y se tomaban la cabeza al leer mis planificaciones. No lo podían creer. Con las alumnas me llevé bien, nos sacamos fotos y obtuve muchos me gusta. Actualmente nos damos like en instagram. Red social que usamos nosotros, los jóvenes. Leímos muchos poemas tristes. Pasa que la vida es triste. Hice clases de sexualidad. Hablamos de los packs. Ahora se dice nudes. Send nudes, dicen los jóvenes. He pasado por muchas tribus urbanas: otaku, visual, brit pop, alternativo, gótico, mirandero. En todas usé maquillaje. En algunas usé faldas. No tomo ni me drogo. Cuando bebo alcohol suelo vomitar. Cuando fumo marihuana suelo llorar. También lloró mucho sin estar drogado. Solo consumo cigarrillos mentolados. Lo hago además con una delicadeza poco usual en varones. Llevo un blog donde escribo mis penurias. Una vez se refirieron a mi blog como el mejor blog del mundo, creo que exageraban. 


martes, 14 de febrero de 2017

A propósito de un 14 de febrero.



En catalán el verbo “querer” está reservado únicamente para predicar objetos, cosas, entidades inanimadas sin ningún asomo de humanidad. Uno quiere un par de zapatos, un boleto de avión, pero jamás a una persona. Entienden que todo querer implica también un implícito deseo de posesión, un “te quiero para mí” que ensucia esa idea originaria del amor, ese amor como auténtico acto de libertad.

viernes, 10 de febrero de 2017

Carta abierta a Sergio Villalobos, historiador chileno.

Cf. Sergio Villalobos cada vez que habla de los mapuches.



Del mapudungún deriva una de las palabras más hermosas y distintivas del léxico chileno: guatón. Tenga esto en cuenta antes de despreciar el legado de los mapuches. Le estoy hablando a usted, señor historiador Sergio Villalobos.

Hacia una lectura esotérica de Luis Miguel I



«Si no existieras yo te inventaría» consigna una famosa canción de Luis Miguel. A simple vista una confidencia romántica, pero que nos deja entrever un trasfondo perturbador. Ante la inexistencia de la mujer perfecta, Luis Miguel, sin mayor reparo, propone crearla, hacerla surgir del vacío. Cosa rara es que no profundice en ninguna técnica recomendada, pero que se empecine en presumir su creación: «esa que me admira tanto y me obliga a ser un santo» nos dice y se ubica en una suerte de panteón edénico desde el cual su creatura le profesa total idolatría, “obligándolo” a asumir su santidad, es decir, a superar la barrera de los mundano y acercarse a lo divino. Luis Miguel es un santo, un hacedor, el poeta- mago de los tiempos primordiales, aquel que era capaz de trocar la realidad con la simple magia de sus versos.