domingo, 10 de septiembre de 2017

En torno a una cita de Warhol (o hablemos nuevamente de Posmodernidad)




Quiero ir a la expo de Andy Warhol pero no tengo tiempo ni compañía alguna. No me gusta ir solo a los museos porque rompo en llanto por los pasillos y la gente me cree una instalación, un acto performático; y me insultan porque les parezco alejado de toda estética plausible. Esta mierda no es arte vociferan a mi paso. Pero contigo sería diferente. Recorreríamos el museo sabiéndonos más arte que cualquiera de esos cuadros que nos vigilan inertes y haríamos caso omiso a las voces que dicen que cómo es posible, que tú tan helénica y yo tan esperpéntico y yo explicaré aquello citando al mismo Warhol. «Ver una imagen horrenda una y otra vez hace que esta pierda su efecto» y todos lo entenderíamos y ay dios mío quién necesita cirugía facial cuando se vive de lleno en la posmodernidad. 



viernes, 1 de septiembre de 2017

Estamos en el cyberpunk

-          - Profe, ¿la prueba las revisará usted o la máquina? 

Quedo en blanco por unos segundos, sin saber qué responder. A pesar de haber escuchado perfectamente le pido repetir la pregunta. Sí, eso dijo. Usted o la máquina. Una mezcla de temor y fascinación me recorre. Temo porque apenas debuto en esta profesión y ya parece que los robots están quitándome la pega, pero por otro lado sonrío y me regocijo. Ha llegado el momento; estamos en el cyberpunk me digo emocionado. La era de las máquinas se cierne sobre nosotros y ya no hay nada que hacer. Quiero salir al patio a gritar que el género humano tiene sus días contados, arrancarme las ropas y azotar cráneos contra el asfalto. Los androides nos gobiernan, seremos sus esclavos; ya nada tiene sentido. Pero mis delirios son truncados a los pocos segundos. Es un corrector de pruebas, me dice un alumno tras ver mi cara de emoción. Es una máquina que corrige las pruebas de alternativas, profe, no se emocione y vístase me dicen. No estamos en el cyberpunk, entienda, por favor, me dicen mientras me cargan entre varios hacia la enfermería y mi llanto escurre por los patios del Heinrich High School de Macul. 



viernes, 25 de agosto de 2017

Breve pero Verídica Explicación a la Bajada de Candidatura de Mayol



El jueves salí a fumarme un puchito afuera del colegio y en eso pasa Alberto Mayol. Esto es verdad, favor creerme. Yo levanto la cabeza como diciéndole «qué pasa» y él se hace el hueón. He ahí su primer error. No supo que con eso se estaba condenando. Luego, el domingo en la feria encontré a luca «El derrumbe del Modelo», libro escrito por el mismo Mayol. Lo compré y me lo pasé por los genitales, de picao. Con eso el ritual estaba completo. Hoy su candidatura a diputado fue bajada y me declaro el único culpable. Te la hice.



15 de Agosto. Bajada de la candidatura de Mayol 

Mientras yo caliento el banco de suplentes



Hace unos días postulé un preuniversitario, fui a la entrevista y todo. Me llaman para avisarme que la profesora que había renunciado ha decidido reintegrarse, así que ya no precisan mis servicios, ya no necesitan otro educador. Pero que sin embargo les gustaría tenerme en sus aulas cada vez que la profesora titular no pueda; así es, he sido ungido como profesor de reserva. Un reservista de la pedagogía. No es ser un reemplazante, ojo ahí, porque el reemplazante sabe cuándo tiene que entrar y salir. El reserva, no. Puedo estar durmiendo, echado viendo series o almorzando, entonces me llamarán de improviso y tendré que acudir raudo al lugar. Esto último me tiene nervioso, todos los días lustro mis zapatos, combino posibles outifts y me preocupo de la tinta de mis plumones; me paseo por la casa con un montón de guías bajo el brazo, gesticulando, aver qué pasa ahí, menos risita, cuente el chiste para todos, no soy gay entiendan, que el más guatón haga la ocho. Calentando, como pueden ver. Pasa que en cualquier momento entro a jugar, pasa que solo basta un llamado para entrar con la casaquilla titular.  

lunes, 3 de julio de 2017

Alessandro es de derecha



Mayol es de izquierda. Su padre, de derecha. Ahora, nadie se ha detenido en su hijo, Alessando. Mi teoría es que Alesandro, de dos años, es un facho de mierda; el retoño es fiel a la tradición tan familiar como freudiana de llevarle la contra al padre. Mi prueba se remite y se limita al último video posteado por el comando de Mayol. En este el candidato se dirige a su primogénito: canta el pueblo unido, le dice para que nadie le crea fachito; Alessandro parece obedecer, alza el puño y comienza a entonar el pueblo unido, pero cuando todos esperaban el famoso remate del jamás será vencido, el pequeño concluye al sonoro grito de “¡poto!”. Así es, el pueblo unido poto nos dice burlándose en nuestras caritas izquierdistas. Una forma pueril e inteligente de decir que me paso por la raja tu canción culiá, padre izquierdoso que tanto odio. Soy Alessandro, tengo dos años y grande, Presidente Pinochet.   


Primarias 2017

Papeles cagaos o apuntes etimológicos para una correcta apreciación de la lengua castellana.




En un período de la historia lingüística de nuestro país a los niñitos rubios se les apodaba jocosamente como «papeles cagaos», por la supuesta semejanza entre un blondo niño paliducho y un blanquecino confort coronado de mierda. Ahora bien, si obviamos la etimología latina del término “caca” por eurocentrista y acudimos al étimo indígena, lo que se nos revela es cuanto menos sorprendente. “Caca” parece venir del aimara “khakka”, cuyo significado es, justamente, “rubio”. Si la mierda es cualquier cosa menos dorada, ¿por qué insistimos durante tanto tiempo en aquel apodo? Existe en el espíritu de los pueblos una memoria lingüística, un inconsciente colectivo, la también llamada memoria de la sangre, que nos incita a realizar este tipo de asociaciones, que nos somete a este «azar lleno de sentido». Amigos, los invito a reflexionar en torno a nuestra lengua y la caca. Que si bien se juntan en esta teoría, su contacto no es del todo recomendable en la realidad. 

domingo, 30 de abril de 2017

El Jesús de los Desafortunados ( o my own personal Jesus)



Según la tradición musulmana Jesús no murió en la cruz, sino que otro tomó su lugar. Mientras el verdadero ascendía a los cielos, los romanos tomaron a uno que se le parecía, lo torturaron y, creyéndolo el auténtico, lo clavaron en una cruz hasta darle muerte. Durante esta  Semana Santa no he pensado sino en ese Jesús, en el falso. Muerto solo por cultivar una apariencia simular a la del popular nazareno, muerto por pura mala cuea. Aquel es mi personal Jesus, sin duda alguna y a él me encomiendo; al Jesús de la desdicha, al Cristo de  los desafortunados. 


Semana Santa 2017